• Encabezado 1A
  • Encabezado2A
  • Encabezado3A

Nuestras peluclases de natación

en el segundo semenstre del 2012

002

Iniciar, durante la infancia temprana, algunas actividades de natación supera las buenas intenciones de algunos adultos cuando pretenden enseñar a nadar los pequeños en los paseos familiares, la mejor motivación para niñas y niños es descubrir que logran moverse en el agua y a la vez divertirse realizando diversas actividades acuáticas.

En general, niñas y niños pueden recibir clases de natación antes de cumplir los cuatro años de edad y en la actualidad los programas que se aplican para este tipo de educación logran disminuir los temores al desarrollar seguridad en los niños gracias al entrenamiento que hace parte de tales programas.

Es muy importante diferenciar la habilidad de nadar, de las habilidades de supervivencia en el agua como flotar, conservar energía y comportarse con seguridad en la piscina, pues aunque no haya entrenamiento específico, al llegar al primer año de edad, los niños ya pueden ejecutar los movimientos rudimentarios del nadar, similares al braceo de un perrito; por tanto, recibir clases de natación a edades tempranas no significa dominio pleno de la habilidad de nadar más rápidamente, pero si aumenta el nivel individual de competencia en comparación con pequeños que reciben clases a edades más tardías. 

030